24 oct. 2008

Coleccionista #16: Juan Vicente



¿Cuál fue el primer disco que compraste y a qué edad?
Mis dos primeras “adquisiciones” no creo que se consideren compras al uso, la primera fue un recopilatorio doble de The Beatles llamado Rock’n’roll Music que me llevé sin pagar de la sección de discos en unos grandes almacenes de Valencia, esto fue sobre el 78/79, tenía 14 años. Meses después conseguí mis dos primeros singles de una forma un tanto rocambolesca; por aquel entonces los colegas de cuadrilla de instituto pasábamos muchas tardes entre la casa paterna del único que disponía de tocadiscos en su propia habitación con unos padres no demasiado cotillas y un bar cercano con futbolín, y en aquella habitación, entre discos de Barón Rojo, Leño y otros grupos similares, aparecieron -nunca sabré como- dos singles que me engancharon desde la primera ocasión por estética y sonido. Me debí poner tan pesado intentando convencer al propietario sobre la nula relación que aquellos discos tenían con el resto de su colección que accedió a jugárselos en una partida al futbolín que ya podéis imaginar quien ganó. Aquellas dos maravillas eran “A message to you Rudy”(The Specials) y “Eton Rifles”(The Jam).

¿Cuál ha sido el último? ¿Qué estás coleccionando en estos momentos?
Un 12” de Larry Wu en el sello Atlantic, soul con toques de electro grabado a principios de los 80. Actualmente colecciono música afroamericana en un espectro bastante amplio, soul de todas las épocas, jazz, disco, funk, hip-hop, cosas puntuales de soulful-house, no amplio más hacia otros sonidos que también me atraen como el lovers jamaicano ya que tengo otras adicciones fuera del vinilo(sneakers, polos vintage) y no quiero acabar comiendo macarrones a diario.

¿Cuál es tu hallazgo más precioso? ¿Qué disco consideras la joya de tu colección?
Recuerdo la compra de una edición española de Lenny Curtis, un oscuro y desconocido artista de soul, en una tienda de Valencia llamada Melómanos que a día de hoy ya no existe; aquel single me costó 10 ptas. y actualmente se pagan por el cantidades con cuatro dígitos. No es fácil decir a qué discos le tengo mayor aprecio o valoro mas, en muchos casos existe un vinculo emocional, un lugar, momento, persona o simplemente la belleza de ese tema, pero hay temas que después de años me siguen erizando el vello cada vez que comienzan a sonar como “I’m the one who loves you” de Darrell Banks o “Because of you” de Jackie Wilson.

¿Artwork y portadas favoritas?
Buena parte del trabajo de Reid Miles para el sello Blue Note, algunas de las portadas de Impressions en Curtom, Roy Hargrove en sus últimos discos para Verve, también las de Five Corners Quintet en el sello finlandes Ricky-Tic, el artwork de Emek para el ultimo disco y gira de Erykah Badu, las ilustraciones de Rick Griffin en los primeros discos de Grateful Dead (uno de mis tatoos está basado en una obra suya) pero su tuviera que elegir una seria sin dudar la maravilla de Ernie Barnes para el I want you de Marvin Gaye, soul estético en estado puro.

¿Cómo tienes ordenada tu colección?
Básicamente por estilos y formatos, aunque últimamente comienzan a acumularse las bolsas con discos sin clasificar.

¿Sabes cuántos discos tienes?
No lo sé y tampoco me preocupa.

¿Cuál es/era tu tienda de discos favorita?
Cuando vivía en BCN y según épocas, Kebra en los 80, posteriormente Edisons, Wah-Wah y la sección de música negra de Overstocks cuando trabajaba Marcos Juandó. Actualmente en Valencia Discos Mardigras, que es más que una tienda, es un club social y punto de encuentro, solo me falta convencer a José Lledó, su propietario, para que instale un banquito de madera en el exterior en el que podamos pasar las tardes al modo de Sweet Dick Willy y sus colegas en Do the right thing.

Cuéntanos el episodio más memorable de tus días de cazador de discos (un timo, un error, un triunfo, un encuentro, un robo, una conversación...)
Aparte de alguno ya comentado he perdido discos en un par de ocasiones, por suerte no demasiado caros, en ambos casos la ingesta exagerada de alcohol me jugó una mala pasada, recuerdo como bastante cómicas las primeras llamadas telefónicas a dealers británicos con mi macarrónico ingles y como momento bizarro aquel día en que vi una cucaracha sobre un LP que estaba girando en el plato. No era en casa, malpensados.

¿Ha cambiado tu perspectiva del coleccionismo de discos desde la aparición de Ebay y la compra por Internet?
Ha cambiado por fuerza, Valencia, al margen de Discos Mardigras, es un erial para el coleccionismo de música negra y no quiero dedicar tiempo y energías para acabar con los dedos negros sin resultado alguno. Internet me permite acceder a tiendas como Dusty Groove o Crazy Beat que de otra forma estarían fuera de mi alcance, por otro lado Ebay ha convertido la compra de material más raro en una cuestión de poder, todo depende de hasta donde estés dispuesto a pagar, pero también hay toneladas de vinilo asequible que difícilmente veras en tiendas locales.

¿Aireas tu colección? Es decir: ¿Pinchas discos o realizas una actividad didáctica similar?
En contadas ocasiones; actualmente prefiero disfrutar de las sesiones de otros y no me importa hacer kilómetros para ello, solo cargo la maleta con mis discos cuando es algún amigo el que me ofrece la posibilidad y ya sé con qué me voy a encontrar, todo y eso me sigue encantando compartir sensaciones y conocimientos con todo aquel que esté interesado. Salut!


(Juan Vicente del Castillo, "Juanvi", es un soulman valenciano que echó temporalmente raíces en Barcelona. Se desconoce su edad, pero debe oscilar entre los 40 y los 543 (porque, saben ustedes, Juan Vicente no envejece). Lleva desde el principio de los tiempos hurgando en cajones de música negra y organizando eventos para bailarla, como el recordado Floorshaker. Juan Vicente es un hombre alto que se enfunda en Gabiccis y anda con aires culobalanceantes de pimp de Harlem. El que está a su lado en la foto, compartiendo pose freak y sujetando el Titanic, es Miguel Oribe, otro collector de Vitoria-Lleida)