16 oct. 2008

Coleccionista #14: Txópez

¿Cuál fue el primer disco que compraste y a qué edad?
Será un topicazo pero fue Quadrophenia en el ’85, con 15 imberbes años. Claro que lo de imberbe me daba una carita angelical que me había permitido levantarme antes un par de singles… de los Jam ("The Eton Rifles" y "Strange Town"). Menuda carrera delictiva... En fin, Who y Jam, parece que iba lanzado al desastre…

¿Cuál ha sido el último? ¿Qué estás coleccionando en estos momentos?
Realce de Gilberto Gil por dos duros (no merece más) y el primero de los Last Poets son los últimos. La verdad es que ahora mismo estoy a años luz de “estar coleccionando”. Honestamente no compro ni de lejos lo que solía. Cuando dejé de fumar me di cuenta de que tenía una voluntad de hierro y que también podía acabar con la vida miserable que me esperaba como adicto a los vinilos. Sí señor, Voluntad Férrea, así me llaman.

¿Cuál es tu hallazgo más precioso? ¿Qué disco consideras la joya de tu colección?
No tengo discos CAROS (así, en mayúsculas), así que en mi caso “precioso” y “joya” no tienen que ver con la pasta. Por eso mismo más que un disco me quedaría con una canción. Si tengo que escoger una probablemente me quedaría con "Ask Me About Nothing But The Blues" de Bobby Bland. Claro que dentro de 5 minutos es más que problable que te diga otra cosa…

¿Artwork y portadas favoritas?
Bluenote, para qué nos vamos a engañar. Elegancia, belleza y actitud que las hacen destacar sobre las demás y por eso mismo ser reconocibles. Obras maestras del diseño gráfico.

¿Cómo tienes ordenada tu colección?
En mi caso es por estilos: Soul (60’s, 70’s,…), Jazz, Brazil, Latino, Jamaica, Blanco Inglés, Blanco Americano, etc. Luego estos apartados se subdividen siguiendo un patrón totalmente personal. Reto a cualquiera a que demuestre que es capaz de entenderlo. Bueno, y luego que me lo explique.

¿Sabes cuántos discos tienes?
A ojo 1.500. Por supuesto cuando estoy borracho estoy SEGURO de que son muchos más.

¿Cuál es/era tu tienda de discos favorita?
Beltza Records. No es cuestión de si es mi favorita, sencillamente forma parte de mi vida. Además cada vez que consigo que aparezca el nombre de la tienda Luis me invita a un txakoli y un pintxo. Beltza. Beltza añado.

Cuéntanos el episodio más memorable de tus días de cazador de discos (un timo, un error, un triunfo, un encuentro, un robo, una conversación...)
Claro que he encontrado discos baratos y por el contrario he pagado de más por otros, aunque realmente no han sido grandes chollos ni enormes cagadas. Por supuesto que ha habido conversaciones sobre discos, en realidad han sido millones de horas hablando de música. Y por descontado he encontrado discos que anhelaba desde hacía mucho tiempo. Pero lo más memorable de mis “días de cazador de discos” son los viajes que he hecho buscando discos. Durante años mis vacaciones se planeaban en función de los puñeteros discos. He viajado a muchos lugares, he hecho buenos amigos y disfrutado mucho gracias a la escusa de los discos. Y he compartido esa experiencia con grandes colegas, en especial Miguel y también Luis Beltza (venga, marchando otro txakoli con pintxo), aunque obviamente no son los únicos. Eso es M-E-M-O-R-A-B-L-E.

¿Ha cambiado tu perspectiva del coleccionismo de discos desde la aparición de Ebay y la compra por Internet?
En mi caso radicalmente. Siempre he pensado que la música es maravillosa por sí misma pero que hay otros factores a su alrededor que la engrandecen todavía más. Para mí, como acabo de comentar en la anterior pregunta, uno de los más importantes es (mejor dicho era) la búsqueda del disco. Viajar a Estados Unidos, Inglaterra o cualquier otro sitio; tiendas, ghettos, ferias de discos, almacenes,… En ocasiones era todavía más maravillosa esa búsqueda que el propio disco. Sinceramente no le encuentro la gracia a comprar un disco mirando una pantalla de ordenador, aunque siendo honesto no es esta la razón principal por la que compro muchos menos discos.
Y claro que Internet nos permite acceder a muchos discos que de otra forma sería complicado encontrar y además facilita comparar precios. Amén de que te ahorras el ir a dar una vuelta por Detroit…

¿Aireas tu colección? Es decir: ¿Pinchas discos o realizas una actividad didáctica similar?
Actividad didáctica… ¡Venga, que al final lo de pinchar es para mamarse como un perro!!!
En cualquier caso pinché durante bastante tiempo y al final no librábamos ningún fin de semana (Groove Collective). Se acabó convirtiendo en algo rutinario, otro trabajo, así que lo dejamos básicamente cuando empezamos a ganar dinero pinchando en vez de perderlo, que –seamos serios- es muuuchíííísimo más divertido. Por otro lado ya he comentado que no compro discos como solía, con lo que soy consciente de que ahora mismo hay gente que puede aportar mucho más que yo.
Además estoy muy orgulloso de lo que logramos en su momento. Participamos en la creación de algo que no existía, que fue muy hermoso y… bestialmente divertido. Prefiero vivir de rentas que joder aquel recuerdo haciendo sesiones de medio pelo.


(Diego San Martín, "Txópez", fue miembro del Euskadi Soul Club y del colectivo vitoriano de pinchadores de música negra heterogénea y sublime Groove Collective. También es ex-mod confeso, y -sin que esté relacionado, ojo- ahora gusta de disfrazarse para Carnaval -o no- de las cosas más descabelladas. Vive en Vitoria-Gasteiz, tiene una perra llamada Kika y es, en general, un hombre de mirada limpia)