4 juny 2004

Billy Childish esta dentro de mi cabeza



En realidad Billy ha estado allí toda mi vida. He escuchado sus discos en bares, en lugares, le he visto en directo unas 5 o 6 veces con varios de sus grupos y proyectos, en fanzines he publicado su detalladísima trayectoria, amigos míos han paseado a amigos suyos por toda Barcelona… Sí, está claro, Billy siempre ha estado allí. Pero últimamente algo ha cambiado, y marcaría esta nueva etapa el día en el que leí el estupendo artículo del último Mondo Brutto. Ahora, tengo que reconocerlo, estoy un poco más obsesionado con éste señor de bigote de as de la aviación de la primera guerra mundial; busco entrevistas y declaraciones en la net (Billy Chidish on "tal", Billy Childish on "cual"…), compro los discos que no tenía, busco sus novelas… Ése artículo simplemente me hizo recordar algo que había olvidado; que, aparte de lo más obvio (tiene unos cojones como pelotas de playa, una personalidad a prueba de bombas, una honestidad casi inalcanzable), Billy no es sólo un roquero obsesionado con el R&B sucio y los Downliners Sect. Billy Childish es un oasis de entereza en éste mundo de putas de las corporaciones, y uno cuya creatividad sin límites está dejando tras de si una obra monumental que ya da hasta un poco de vértigo: más de 80 discos (elepés!!! diez de ellos en un sólo año!!!!! Cuatro de ellos… el mismo día!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!), dos novelas, 30 libros de poesía (!!!!!) y más de 1800 cuadros y litografías (!!!!!!!!!!!!!). Billy Childish es un monumento a la creatividad anti-mainstream y, al igual que Raymond Pettibon, el azote de los arties y culturetas más aburguesados. A cuenta de esto me viene a la cabeza la exposición de Pettibon en el MACBA, hace un par de años. Tenía tres arties-gafas-de-pasta y maneras femeninas delante mío contemplando con gran curiosidad una de las láminas, se reían entre ellos, se daban codazos y de golpe uno comentó al observar las paredes trufadas de dibujos enmarcados que no dejaban ni ver el blanco de la pared: "No, si capacidad de producción tiene, pero lo que se dice calidad…". Si, pensareis lo mismo que yo, el imbécil no había entendido nada.
Todo esto también me viene bien para recomendar uno de los últimos discos que han salido de Billy: se llama "25 years being Childish" y recopila en un triple elepé que pesa un huevo las mejores canciones de (si) sus 25 años de carrera musical. Están todas: "Lie detector", "Girl from '62", "David Crocket", etc. Y también están todos: Los Pop Rivets, Los Mighty Caesars, Los Headcoats, Los Buff Medways, etc. Buf!
Acabo con una cita del amigo en el que se nos anima a crear, que es basicamente lo que nos diferéncia de los hamsters y los ñus.
Larga vida a Billy Childish!!! (aunque haya dejado de beber -o igual por eso, precisamente-)
"I don’t like yob culture, I don’t like people copying dadaism and pretending that its somehow radical. I don’t like cynicism and post-modernism and the post-modernist way. I like coming from somewhere without any belief that belief is the most important thing to have even if it's only the belief in what you’re doing. And it must be done with integrity. I dislike lack of integrity. I dislike all of the ways the world of man tries to make us passive observers rather than participators. So I think children should be encouraged into creativity above all other things."
Ni Raoul Vaneigem lo habría dicho mejor...