30 abr. 2008

Jóvenes con trompetas (pero sin antorchas); entrevista a The Rumble Strips

Como A.J. Weberman, rebuscamos en la basura de otros. Weberman era la persona excepcionalmente loca que fundó el Dylan Liberation Front “para salvar a Dylan de sí mismo”, y se autoerigió como Dylanólogo #1, asegurando que era él quien conocía el significado real de las canciones (contradiciendo de manera estrepitosa las –escuetas- explicaciones del autor). Weberman, célebremente, acabó retractándose publicamente por pesao, stalker y por hurgar en el cubo de la basura de Dylan. No metafóricamente, sino metiendo las manos en su inmundicia. Mmmm.
En cualquier caso, hoy en día hay –ólogos de casi todos los grupos, así que tarde o temprano a alguien le iba a tocar ser Dexysólogo. El señor que hace la autopsia a Dexys Midnight Runners, y como un auténtico demente se atreve a señalar a los afortunados mortales que merecen ser herederos de su corona de mosqueo, soul y ropa semi- ridícula. Ese señor es el que les habla, me temo. Presidente y único miembro del Dexys Liberation Front.
Así, parecía que The Rumble Strips, el cuarteto de Tavistock (Devon, UK) iban a llevar la antorcha, si me permiten una frase hecha del northern soul. Cuatro mendas con porte de desempleo, afición al pop-con-trompetas, referencias pandilleras y un cantante con voz de choto castrado, recientemente fichados por multinacional y con álbum –Girls and weather, Island 2007- escalando las listas. Desde la oficina del DLF les íbamos a dar el premio anual, pero antes decidimos hacerles unas preguntas. Para nuestros archivos, ¿saben? Y suerte que lo hicimos, caramba.
Llamamos por teléfono para hablar con su Comandante, y empezamos bien, mal.

Vaya. Tú no eres Charlie.
No. Soy Tom, el bajista.
No te ofendas, pero es que quería hablar con Charlie. Porque las canciones las hace él, ¿no?
No me ofendo. Charlie viene con la canción básica, sí. Al ser el cantante, piensa la mayoría de las melodías. Henry, por otra parte, cada vez escribe más. Y yo y Matt colaboramos en los arreglos. Es todo bastante democrático, Charlie no lleva el grupo con mano de acero.
Eso que dices me viene de perillas para hacerte la pregunta de Dexy’s Midnight Runners. Porque Dexys, con quien os comparan a menudo, sí operaban bajo el régimen dictatorial de una persona: Kevin Rowland.
Bueno, Dexys eran tanta gente que entraba y salía que al final siempre acababa quedando Kevin y otro tío. De este modo fue capaz de desarrollar su propia y única visión.
Bueno, la gente entraba y salía porque él los echaba. No porque fuese jornada de puertas abiertas.
Ya. Bueno, nosotros no trabajamos así.
Entonces, ¿la influencia de Dexys es pretendida o no?
No. Los cuatro llevamos tocando juntos desde hace muchos años. Charlie y yo desde que éramos niños. A los 11 estábamos juntos en un grupo del club social al que pertenecíamos, y que llevaba el padre de Henry. Por cierto, que echó a Charlie por no tomárselo en serio. Luego Tom y Henry estuvieron en un grupo que era medio ska, medio Talking Heads. Charlie y yo teníamos otro que se llamaba The Action Heroes. No tocábamos muy bien, así que lo disimulábamos disfrazándonos con ropa de nuestros abuelos. (Aquí sigue durante varios minutos la biografía detallada de cada grupo, cómo se reunieron, los menús de cada pub donde comieron y distancias entre pueblos. Cuando mi atención aterriza, The Rumble Strips ya están formados). Cuando añadimos sección de metal en las canciones empezaron a sonar Dexys.
La voz aguda de Charlie ayuda. Es difícil creer que no sea un esfuerzo consciente para sonar Rowlandiano.
A mí me suena más a Adam Ant, la verdad.
Una última diferencia con Dexys, y ya dejamos esto, es que vuestra temática lírica es mucho menos torturada o inflamatoria. Es más good time music.
Bueno, canciones como “Alarm clock” o “Motorcycle” quizás suenan superficiales, pero puedes buscarles el sentido que quieras. Las letras de Charlie son de una simplicidad casi poética. Siempre busca mantenerlas simples, sin demasiadas capas.
Bueno, la música pop debería ser siempre así. Tres minutos intensos.
Sí. No somos progresivos, eso seguro.
Antes mencionabas que en grupos anteriores os disfrazabais, pero en las fotos de Rumble Strips parecéis cuatro tipos que se estan tomando un respiro a medio descargar un camión de tomates. ¿Esto es algo buscado, o no?
Al principio queríamos ir elegantes, pero cuando íbamos a Londres se notaba mucho que éramos de pueblo. Nuestro look inicial era una reacción contra los grupos de guitarras de los 90, a los que se veía muy preocupados por la imagen. Queríamos ser normales, y llevábamos ropa de calle. Pero personalmente me gustan los grupos que visten de una manera particular: Devo, Kraftwerk...
Bueno, ahora que os estáis haciendo famosos podéis empezar a haceros trajes de satén rosa a lo Rod Stewart (etapa Faces).
Bueno, yo me uní a Rumble Strips justo después de que ficharan por Island, así que no he visto una gran diferencia. La cosa no ha explotado a lo bestia y, además, hemos estado tocando tan a menudo, que no nos hemos dado cuenta de si había presión o no.
No se si me lo invento, pero a mí me sonáis un poco a Violent Femmes. El tempo sincopado a veces, la acústica de raíz rockabilly...
¿Quién?
Violent Femmes.
Ah (Obviamente nunca ha oído hablar del grupo) No nos habían comparado a ellos, todavía. Si hay un grupo que nos guste a los cuatro de forma colectiva, son Gorky’s Zygotic Minci. No buscamos imitarles, pero si hacemos algo que suena vagamente a ellos ya nos está bien. Lou Reed también; Transformer fue muy grande para nosotros. Y Adam Ant, por el show.
Aparentemente sois bastante amigachos de los Young Knives.
La primera vez que fuimos de gira fue con ellos, y fue GRANDE. Tenemos bagajes muy similares, los dos hemos crecido alejados de las escenas y de Londres, de manera que hemos desarrollado estilos ligeramente raros.
Creo que una de las decisiones más acertadas que habéis tomado es versionear “Boys are back in town”, una canción que –como el “Satisfaction” hasta que la pilló por banda Otis Redding- estaba pidiendo a gritos el tratamiento Stax. Además la letra os da un aire de gang que encaja.
Bueno, nuestro tour manager es super-fan de Thin Lizzy, así que habíamos estado escuchando cada día en la carretera el Jailbreak. Por eso la grabamos.
(Suspiro).

Kiko Amat

(Otra entrevista con algo de Dexyana, ésta publicada originalmente en la revista Rockdelux de marzo del 2008)