19 febr. 2009

Coleccionista #23: Aitor Lombide


¿Cuál fue el primer disco que compraste y a qué edad?

Buffff. No lo recuerdo a ciencia cierta, por lo que supongo que la adquisición no supuso un alumbramiento espiritual ni nada parecido.

Respecto a cuándo, yo diría que a mediados de los 80 con unos 14 años. Tengo vagos recuerdos sobre la evolución hacía el enganche vinílico, además en los inicios sobre todo pillaba cintas que eran más baratas, cosas como Bob Marley, Peter Tosh, Jimmy Cliff …. más tarde me dio por cosas como los Clash, Ramones, JAM ….

Luego vinieron los Who, Rolling, Small faces, Kinks, …. posteriormente llegó la Motown, Atlantic, STAX y el descubrimiento del SOUL y eso ….. eso fue el comienzo del fin, desde entonces no he conseguido desengancharme de esta terrible adicción.

Haciendo un extraordinario ejercicio de memoria me viene a la mente una tienda especializada en Comics, se llamaba “TIZONA” (por aquel entonces yo estaba enganchado a la patrulla X). La tienda estaba regentada por dos chicas y era muy pequeña, además de los cómics tenían un par de cajones con vinilo, creo que duró abierta un par de años.

Para fortuna de mis progenitores estaba situada en mi barrio, por lo que pasaba largas horas en ella mientras ellos podían departir y alternar tranquilamente con sus amigos sin tener que preocuparse de mantenerme ocupado o soportar mis quejas. Un día una de las dueñas me recomendó el “Pleasant dreams” de los Ramones y tras vacilar entre el último número de la patrulla X y lo Ramones, me decidí por el disco, la balanza empezó a decantarse hacia la música dejando aparcada la etapa de los comics en ese momento.


¿Cuál ha sido el último? ¿Qué estás coleccionando en estos momentos?

Actualmente y por motivos laborales paso mucho tiempo en Estados Unidos, concretamente donde más tiempo paso es en la ciudad de los Chesterfield Kings, Rochester (Estado de Nueva York). Desgraciadamente sólo existe (que yo sepa) un pequeño vinculo que relaciona la música SOUL y Rochester, se trata de los “Soul brother Six” los del “Some kind of wonderful" “I’ll be loving you” o el “Thank You Baby For Loving Me”. La banda de John Ellis es oriunda de Rochester y grabaron su primer single en el sello local Fine Records, posteriormente ficharon por Atlantic. Como os imaginareis he intentado tirar del hilo del sello y me encontré con una curiosa historia que podéis leer aquí http://www.finerecordingstudio.com/

El sello básicamente es buscado por coleccionistas de garaje y no debe ser gran cosa, pero refleja claramente la triste historia de miles de sellos independientes de los 60 que vivían a la sombra de los grandes.

Emmmmm ………….. ¿Qué me habíais preguntado y …. por qué os he metido esta chapa?

Pues bien en esta ciudad hay un par de tiendas con mucho material, precios de risa y la gente más amable que puedas encontrar (incluso demasiado), y alguna cosita ha caído. No ha habido una última adquisición sino que la cosa va más bien por lotes.

En el último lote han caído cosas muy interesantes , destacaría los siguiente LP’s como un pequeño ejemplo:

Supreme Jubilees - It'll all be over (S&K)

Bobby Jones and New Life – Soul set free (Myrrh)

Copeland Davis – Totally outrageous (Gold coast)

Chi Lites - Bottom's Up (L’arc)

Mad Lads – Music for Lovers (Express)

Unos cuantos Lp’s de 60’s soul a precio de risa (Major Lance y Billy Butler en Okeh, Chris Bartley en Vandoo…..), una docena de singles (Lo más destacable sería Bobby Patterson - I'm In Love With You en Jet Star) y también han caído cosas de Gospel, Disco, Funk y Jazz.

Básicamente colecciono SOUL de todas las épocas, pero no le hago ningún asco a otros derivados de la música afroamericana, desde el Jazz al Disco, pasando por el House o el reggae.


¿Cuál es tu hallazgo más precioso? ¿Qué disco consideras la joya de tu colección?

No sabría decir cual ha sido mi hallazgo más precioso, varia con el tiempo y sinceramente espero que esté aún por llegar.

Hay algunos discos que compré hace tiempo y que hoy en día resultarían difíciles de encontrar, también tengo algunos por los que finalmente y tras largas búsquedas se me agotó la paciencia y decidí pagar más de lo que se puede considerar razonable y por último hay unos cuantos que me han hecho especial ilusión encontrar independientemente de su coste.

Una vez descartado el destacar un hallazgo como el más precioso si diré cual ha sido el hallazgo más reciente. El pasado fin de semana en una feria del disco en Bilbao (donde nunca encuentras nada pero sigues acudiendo a trastear y pasar el tiempo por inercia) revolviendo en un cajón de singles de saldo encontré casi sin querer una copia del Midnight – Keep on walking by en perfecto estado y por un euro ( El coste de este disco varía pero diría que ronda los 70 euros).

Hallazgo no, pero venta preciosa sí que tengo una a destacar. Hace años vendí a un reputado DJ ingles una copia del “It’s my thing” de los Presidents por 350 libras, es un single editado en España (que tenía olvidado en casa de mis padres) de escaso interés y por ser muy generoso digamos que es un poco malo (creo que me costó unas cien pesetas), alicaté el baño de casa con los beneficios obtenidos. Posteriormente saltó la liebre y salieron más copias y el precio empezó a bajar así que tuve la gran suerte de venderlo en el momento preciso.

Respecto a las joyas de mi colección son esos discos sin los que no concibo una colección de SOUL, cosas como Marvin Gaye, Bobby Womack, Aretha Franklin, James Brown, Curtis Mayfield, Isley brothers, Wilson Pickett, Dells, Ojays, Four Tops, …. Estos son los que hacen una colección grande por encima de modas y resistente al paso del tiempo.

También hay otros artistas no tan clásicos para el gran público pero imprescindibles para los coleccionistas del SOUL, me refiero a cosas como Leroy Hutson, Garland Green, Sam Dees, Mike James Kirkland, Natural Four, Bobby Patterson, JJ Barnes, Terry Callier…. Demasiadas joyas como para ser enumeradas y con el riesgo de dejarte algo en el tintero.

Por último también están los discos más raros, raros incluso dentro de la escena SOUL.

Afortunadamente el joyero está lo suficientemente surtido como para que me sea muy difícil el destacar algo, además seguro que cuando relea esto habré cambiado de opinión.

Pese a todo lo anterior y sin riesgo a equivocarme o a cambiar de opinión sí destacaría el “What’s going on” de Marvin Gaye, el LP es sin duda alguna una de las obras maestra en la historia de la música y además me evoca grandes recuerdos.


¿Artwork y portadas favoritas?

Supongo que no sería demasiado original si respondo que las portadas de Blue Note, así que me decantare por destacar las portadas de Ernie Barnes, especialmente las que realizó para el “I want you” de Marvin Gaye y el “Something to Believe In” de Curtis Mayfield.

Las portadas setenteras en plan súper macarra me hacen gracia pero he de admitir que de artístico tienen más bien poco, portadas con looks imposibles, ese estilo macarra con un look elegante a la vez que informal me parecen insuperables y me declaro fan incondicional.

Aprovecho también para hacer una mención especial para el rey del freekismo en el mundo de las portadas, el número uno sin duda recae en “Mingering Mike”. Para los que no conozcáis la historia de este intrigante personaje, contaros que se trata de un fenómeno que elaboró toda una discografía ficticia con el fin de desarrollar sus habilidades pictóricas en esto del diseño de portadas y galletas. Para más info. http://www.mingeringmike.com/


¿Cómo tienes ordenada tu colección?

Básicamente por estilos. Por un lado tenemos todo lo relacionado con el SOUL (aquí incluyo el Disco, funk, …) el JAZZ por otro, LATIN, Reggae, BRASIL juntos y en otro, novedades o cosas actuales por otro, y el resto en un par de cajas escondidas en algún lugar de casa.

Dentro del SOUL (90% de la colección) la mitad está ordenada alfabéticamente y la otra mitad por orden de entrada en casa y pendiente de ser ordenado.

Periódicamente alguno de los discos sale de las baldas ordenadas y pasa a engrosar parte de los montones pendiente de clasificar, y en contadas ocasiones y cuando el espacio apremia, alguno de los discos pasa de los montones sin clasificar a las baldas ordenadas.

Básicamente yo soy el único que puede llegar a entenderlo.


¿Sabes cuántos discos tienes?

Ni idea, pero aproximadamente ………….. un tercio de los que me gustaría poseer y como el doble de los que mi mujer considera razonable almacenar.


¿Cuál es/era tu tienda de discos favorita?

Destacaría sin duda alguna Beltza Records por lo que supuso para mí, musicalmente aprendí un montón gracias al material que Luis traía en un momento en el que encontrar discos si no tenias la posibilidad de viajar al extranjero no era tan sencillo como lo es hoy en día con Internet. Recuerdo pillarme discos en Beltza de las Jones Girls, Los Natural Four...

En Bilbao a día de hoy solo tenemos Flamingo Records donde de vez en cuando alguna cosita cae y el puesto de Roberto los domingos en la plaza nueva.

De Barcelona guardo muy buen recuerdo de Edisons en Riera Baixa, joder me acuerdo hasta del nombre del tipo que curraba allí, Dani, menudo crack. En una visita a una edición del desgraciadamente desaparecido Floorshaker, todo el mundo me comentaba que en esa tienda no había nada interesante y uno que es cabezón decidió comprobarlo en persona, tras una breve charla con Dani me enseñó unas cuantas cajas de la trastienda donde pillé un montón de cosas super interesantes (ahora solo recuerdo dos LP’s de Leroy Hutson, el Love oh love y el Closer to the source) y a precios de saldo, teníais que ver mi cara al salir de la tienda.

En Londres destacaría las tiendas de Record Exchange en Notting Hill y Angel, siempre encuentras algo interesante. Desgraciadamente Londres ha bajado mucho en lo que a disquerías se refiere y hoy en día hay pocas tiendas interesantes abiertas.

De las que tengo oportunidad de visitar últimamente destaco Record Archive en Rochester (NY) y Sound Library, Big City records y Academy LPs en Nueva York.

En mi retina tengo muy buenos recuerdos de un montón de tiendas que he visitado en mis viajes (siempre se saca un ratito para visitar las tiendas locales) pero de la mayoría no sabría decir ni los nombres ni si permanecen abiertas.

También hay unas cuantas páginas web donde compro con asiduidad y se encuentran dentro de mis favoritas y esporádicamente algo compro en ebay.


Cuéntanos el episodio más memorable de tus días de cazador de discos (un timo, un error, un triunfo, un encuentro, un robo, una conversación...

Anécdotas hay muchas, en un viaje a Brasil hace muuuucho tiempo, concretamente a Salvador de Bahia, paseando con mi amigo Alex por el Pelourinho en un puesto de prensa nos percatamos de que en el suelo el hombre tenía unos cuantos discos a la venta, tras una breve conversación, el kiosquero nos emplazo a visitar un almacén con más discos.

Por supuesto no nos lo pensamos y para allí que nos fuimos, el almacén había sufrido un incendio y estaba todo lleno de hollín, lo que no impidió que nos pasásemos horas y horas rebuscando entre cantidades ingentes de polvo y suciedad, cuando terminamos de mirar en el Almacén el hombre nos invitó a su favela, donde nos decía que tenía más discos, por supuesto no lo dudamos un instante y para allí nos fuimos en un coche sin asientos. En su casa, custodiada por el mono más agresivo que jamás he visto, proseguimos con la búsqueda.

Posteriormente y tras arduas negociaciones llegamos a un acuerdo en el precio por el lote de discos que habíamos seleccionado y establecimos un sitio para el intercambio.

El hombre nos bajó nuevamente a la ciudad en el coche sin asientos y al día siguiente recuerdo que montamos un operativo para el intercambio, el hombre nos entrego los discos en un saco y nosotros le entregamos unos cuantos cientos de dólares, mientras un taxi nos esperaba con el motor en marcha. Ahora lo miras con un poco de perspectiva y te das cuenta lo descerebrado que puedes llegar a ser cuando estas cegado por la fiebre vinílica. Eso sí, la experiencia fue muy divertida y el hombre en cuestión, Olaf para más señas, resulto ser una excelente persona (me regalo una bandera de Brasil que hoy en día todavía conservo).

Un triunfo reciente …. hace un par de semanas en una tienda en USA tras revisar todo lo que tenían a la vista le pregunto al tío si tiene algo más, a lo que el hombre me dice que hay unas cuantas cosas más en la trastienda pero que las tiene sin precio para listar en ebay, de todos modos me invita a echar un ojo.

Encontré un par de cosas bastante interesantes, por ejemplo una copia del LP de Candi Staton I’m just a prisioner en Fame que es un LP de unos 70 dólares (ese es solo su coste, porque su valor es incalculable), y me acerque con la mejor cara de pardillo que os podáis imaginar a preguntar cuanto pedía por ellos, a lo que el hombre me dice ……………. Que te parece si lo dejamos en 5 dólares cada uno.

Oooo ….ok le contesté intentando contener los chillidos y aplausos que retumbaban en mi interior.


¿Ha cambiado tu perspectiva del coleccionismo de discos desde la aparición de Ebay y la compra por Internet?

No demasiado, ebay e Internet me han ayudado a encontrar cosas que de otra manera difícilmente estarían a mi alcance.

Ahora bien no hay nada en el mundo que sustituya la sensación de ensuciarte las manos rebuscando viejos vinilos, el olor de los almacenes de discos, la excitación ante la posibilidad de encontrar ese disco que llevas años buscando, el intentar contener tu entusiasmo cuando encuentras algo raro a precio de saldo ante el temor de que el dueño se de cuenta y se piense el precio del disco nuevamente.


¿Aireas tu colección? Es decir: ¿Pinchas discos o realizas una actividad didáctica similar?

Como actividad didáctica y desde hace unos cuantos años co-organizo el Soul 4 Real Weekender Bilbaíno (www.myspace.com/soul4r).

El propósito del Soul 4 Real no es otro que compartir y difundir nuestra pasión por el SOUL en todas sus vertientes.

A parte del Soul 4 Real, de vez en cuando pincho en fiestas y weekenders relacionados con el SOUL, pero no con demasiada frecuencia.


(Aitor Lombide, nuestro coleccionista #23 -y penúltimo- es un vasco alto y rubicundo que cree que el Cosmos orbita alrededor de Bilbao y que sólo pilotos sobrehumanos de razas superiores son capaces de aterrizar en el aeropuerto de su ciudad. Aitor baila al estilo cubata-mano-ondulación-tronco-ojos-cerrados-con-ocasional-dedo-señalando-al-cielo, organiza el reputado weekender Soul 4 Real -su motto es "para connoisseurs y aficionados", oculta siempre que tiene ocasión su pasado de niño con parka y chapotes de los Who y, en fin, es excelente compañía, brillante conversación (Bilbao-centered, eso sí) y un candidato firme a la alcaldía de la ciudad. Uno de nuestros más amados collectors, y uno de los más nobles)