7 ag. 2007

EKINs (o una historia de terror)

En la entrevista que Kiko le hizo a Manolo Martínez de Astrud para Benzina (y que podeis leer aquí), Manolo se quejaba, con la ironía que le caracteriza, de que "(…) la opción por defecto, cada vez más, és poco menos que llevar tatuada una M de Movistar en cada mejilla".
Eso me hizo recordar que una vez encontré una página con fotos de gente que se tatuaba el logo de Apple y empecé a buscar por la red en busca de algo parecido. Lo que he encontrado da miedo.
Se ve que hay unos tios que se hacen llamar EKINs (Nike al revés) y que se caracterizan por ser trabajadores de Nike con una dedicación y amor por sus superiores no vista desde la familia Manson y que se pueden reconocer porque llevan el logo de Nike (el famoso "Swoosh") tatuado en el tobillo.
El otro día una tía de mi curro le estaba indicando una dirección de Barcelona a otra. La segunda le respondió que no le hablara de calles, que no tenía ni idea de los nombres ni nada. Que le dijera si estaba cerca o lejos de un Starbucks o un Zara, que era lo único de lo que ella sabía. Lo dijo así, tal cual, sin ruborizarse.
A mi estas cosas me dan mucho miedo, va en serio, no sé a vosotros.
Podeeis echarle un vistazo a la fascinante historia de los EKINs aquí y aquí. Leer sus declaraciones y las acciones de las que hacen gala hiela la sangre en las venas.
U.