4 juny 2008

Cómo tocar la guitarra

por David Fair (de Half Japanese)

Aprendí a tocar la guitarra yo solito. Es increíblemente fácil cuando entiendes como funciona.
Las cuerdas más delgadas emiten los sonidos agudos y las más gordas los sonidos graves. Si quieres tocar rápido mueve tu mano rápidamente y si quieres tocar más lento muévela más lentamente. Eso es todo lo que hay.

Puedes aprender los nombres de las notas y como hacer los acordes que usan los demás, pero eso es muy limitador. Incluso si te dedicaras en un par de años a aprender todos los acordes seguirías teniendo un número limitado de opciones. Si no conoces los acordes tus opciones son infinitas y puedes dominar el arte de tocar la guitarra en un solo día.

Tradicionalmente las guitarras tienen una cuerda gorda en la parte de arriba y las cuerdas se van haciendo cada vez más delgadas conforme bajas. Pero lo que debes recordar es que es tu guitarra y puedes ponerle cualquier cosa que quieras. A mí me gusta poner seis cuerdas diferentes porque así tengo más variedad, pero mi hermano solía ponerlas todas del mismo grosor para así no tener tanto de que preocuparse. Cualquier cuerda que tocara era la correcta, porque todas eran iguales.

Afinar la guitarra es un proceso ridículo. Tienes que girar las clavijas hasta cierta posición, que implica que cualquier otra posición está equivocada. Pero eso es absurdo. ¿Porqué debería estar equivocada? Es tu guitarra y tú eres el que la toca. Es tu tarea decidir como debería sonar. De hecho yo nunca afino por el sonido. Estiro las cuerdas hasta que todas están más o menos igual de duras.

Recomiendo encarecidamente las guitarras eléctricas por unas cuantas razones. Primero no dependen de la resonancia del cuerpo para obtener el sonido, así que no pasa nada si las pintas. Además si pones todos los reguladores de tu amplificador al nivel 10, puedes obtener una relación entre tú esfuerzo y la reacción mucho más alta con una guitarra eléctrica que con una acústica. Sólo un pequeño golpecito a las cuerdas puede hacer temblar las ventanas, y cuando le pegas fuerte con tu ampli a 10, puedes llegar a hacer saltar la pintura de las paredes. La primera guitarra que compré era una Silverstone. Más tarde compré una Fender Telecaster, pero da igual que tipo de guitarra compres mientras las clavijas estén al final del cuello donde deben estar. Hace unos años a alguien se le ocurrió una guitarra que se afinaba por el otro lado. Nunca la he probado.
Supongo que suenan bien pero tienen un aspecto ridículo y te sentirías bastante tonto con una. Eso afectaría a tu forma de tocar. La idea no es parecer ridículo. La idea es poner una pua en una mano y la guitarra en la otra y con un pequeño movimiento dominar el mundo.